inicio    /    blog    /    contacto

"Tenemos que ser el cambio que queremos ver en el mundo"

Gandhi.

© 2019 by Karsten Ramser y Maribel Rosado    Para Creative Common License Permissions click aquí

La información de esta pagina web puede provocar cambios profundos y reestructurar la identidad, como se use dicha información depende de cada uno y es su responsabilidad. 

muestra del libro EL CAMINO SABIO

EL CAMINO SABIO

Cómo superar el sufrimiento y expandir la conciencia

Karsten Ramser 

Título: El camino sabio
Autor: Karsten Ramser
Diseño de cubierta: Vicente Carbona Primera edición: noviembre 2011

© 2011, Karsten Ramser
© 2011, Integralia la casa natural, S. L. C/ Moratín 11, 4o, 27B.
46002 Valencia
www.edicionesi.com info@edicionesi.com
Edita: Ediciones i
Imprime: Gráficos

ISBN: 978-84-96851-76-4 Depósito legal:
Impreso en España

Reservados todos los derechos, ninguna parte de esta publicación podrá ser reproducida, almacenada o transmitida por ningún medio sin permiso previo del editor.

Este libro es para aquellos que lo abren.

 

 

Cada momento es único.
Tú eres este único momento.
Tú eres EL SABIO

Solo cuando descubrimos El SABIO en nuestro interior podemos transformarnos

y vivir sin sufrimiento.

Es la sabiduría la que acaba con la locura del egoísmo.

Son los SABIOS los que crean un nuevo mundo, un mundo consciente.

La puerta hacia este mundo es
EL CAMINO DE LA SABIDURÍA
Es nuestra decisión emprender este camino.

INDICE


Agradecimientos 15

Introducción 19

Capítulo Uno

EL CAMINO DE LA SABIDURÍA 23

La vida consciente 24

La decisión 26 La intención 28 La cualidad buena fundamental 30

Capítulo Dos

LA INVESTIGACIÓN DE LOS PENSAMIENTOS 31

Pensamiento y realidad 32

Los pensamientos no son la realidad 33

La inconsciencia es la conceptualización de la realidad 35

Pensar es una función corporal 37

Los pensamientos crean al pensador 38

La identidad del pensador, el Yo 40

No somos lo que vemos 43

 

Capítulo Tres

LAS PREGUNTAS (LA MENTE JOVEN) 45

Las preguntas 46

¿Cómo podemos saber que algo es negativo? 48

¿Qué beneficio tenemos cuando nos negamos a la vida? 50

¿Cómo nos sentimos cuando rechazamos la realidad y pensamos que es negativa? 51

¿Cómo nos sentimos sin pensamientos negativos? 52

¿Quién pregunta? 53

La mente joven 55

Capítulo Cuatro

SUFRIR ES APRENDER 57

El sufrimiento es el comienzo de la comprensión creativa y profunda de la vida 58
El sufrimiento es un pensamiento y no es una realidad 59

Investigar el sufrimiento 61

Sufrimiento no es dolor 62

El sufrimiento no es personal 64

La adicción a sufrir 66

El fin del sufrimiento 69

Capítulo Cinco

EL COMPRENDER (EL ENTRENAMIENTO DE LA MENTE) 71
El entrenamiento de la mente 72

Buscar implica la falta de algo 73

3D - Disciplina, dualidad y drama 75

Pensar es una cosa, ser consciente es algo totalmente diferente 77

Ser consciente no es pensar positivo 80

Los pensamientos enfocan las emociones y sus respectivos sentimientos crean la realidad 81

El creativo y consciente proceso de la creación de nuestra realidad 83

Aceptar/reconocer el subconsciente y el inconsciente 86

La aceptación de qué es, es el final de la lucha y el comienzo de paz 87

Resistencia es inútil 89

¿Quién se resiste? 90

¿Contra qué o quién nos estamos resistiendo? 90

No tenemos control 93

El Ser controla 95

Capítulo Seis

PRESENCIAR EL MUNDO 97

Todo está bien tal como es 98

Atención es vida 100

La alegría del Ser 102

Con la humildad se hace visible la plenitud 103

Con humildad somos libres 104

Entregarse no es una opción 105

Gratitud es ser consciente 106

Servir es la conexión consciente con la vida 108

La compasión surge con la comprensión de las conexiones 109

Compasión no es compartir el sufrimiento 111

En el condenar no hay paz 112

Lo que es y el Ser 114

El silencio del mundo 115

El testigo 116

El fluir 117

El eterno momento 119

 

Capítulo Siete

YO SOY 123

¿Quién soy? 124

Yo Soy 125

La preparación 129

El camino 130

Capítulo Ocho

LA MEDITACIÓN DEL SER 131

La meditación es la puerta al mundo real 132

Los dos niveles de la meditación 133

La meditación del Ser 134

Resumen del libro 136

Epílogo 141

La vida misma es el milagro,
vivir en esta conciencia es el camino.

AGRADECIMIENTOS

A Maribel, sin su amor, su paciencia y su apoyo nunca hubiera podido escribir este libro, gracias. A mi padre, que me enseñó la fuerza que reside en mi interior y que cada día conlleva una nueva aventura. A mi madre, que me enseñó que lo único que realmente importa es el amor y la paz. A mi hija Luna Luz, que en su corta vida me ayudó a abrir mi corazón al perdón. A mis dos hermanos Thomas y Michael, ellos me recuerdan que lo que cuenta en la vida es la relación, y que nuestras vidas cobran sentido solo en ella. A mi “otro” hermano Werner Jorbateh, él me enseñó con su ejemplo a tener confianza. A mi perra Delek, ella me enseñó que la devoción no es una opción. A Manuel García de la Cruz por sus conocimientos informáticos y su humor. A Juan Rosado Martin por su casa cuando la he necesitado. A Pepa Rosado y Juan Luis Beltrán, porque siempre están presentes cuando los necesitas. A Silvia Alonso-Lamberti, Ana Águila y a Lali Abad por leer el manuscrito y por su presencia. A todas aquellas personas maravillosas que he tenido el honor de conocer, y a todos aquellos que han caminado y caminan por la senda de la sabiduría.

Gracias.

Gracias
Doy gracias al Ser por regalarme la vida.
Doy gracias a la tierra que me alimenta.
Doy gracias al agua que me enseña el fluir.
Doy gracias por el aire que me revela los secretos de la respiración.
Doy gracias a este momento presente que me enseña quién soy.
Gracias.

 

 

 

 

 

 

INTRODUCCIÓN

El propósito del libro es ayudarnos a comprender y a realizar nuestra auténtica naturaleza, enseñarnos el camino de la sabiduría y que el sabio ya está en nuestro interior.

Contiene toda la información necesaria para poner fin al sufrimiento y vivir una vida consciente, plena y en paz. Nos ayuda a encontrar lo que buscamos y a mirar hacia nuestro interior, ahí y solo ahí descubriremos quiénes somos y lo que es real. De este modo, comprenderemos que el sufrimiento, como toda forma de negatividad, es inútil y su única función es la de enseñarnos a mirar más allá de las apariencias y a desarrollar una comprensión creativa de la realidad.

La negatividad y el sufrimiento son la interpretación errónea de la realidad, son solo una forma de pensar. Vivimos confundidos creyendo que los pensamientos son la realidad.

Nuestra forma de pensar determina nuestros sentimientos y ellos determinan la vida que vivimos. Si cambiamos nuestra forma de pensar, cambiará nuestra vida.

La clave en el proceso de transformación de la conciencia es la no-identificación con los pensamientos. Cuando nuestra identidad deja de estar basada en los pensamientos y comenzamos a identificarnos con el Ser (la vida que somos), experimentamos una profunda transformación, sin pasar por el largo y doloroso proceso de sanar las heridas del pasado.

La reestructuración de nuestra manera de pensar y la experiencia directa del Aquí y Ahora, es lo que hace posible la transformación de la conciencia humana. De esta forma se genera la consciente conexión con el Ser, la experiencia de que no somos la identidad del pequeño Yo separado, sino el Ser mismo.

El Ser, de donde nace la vida, es la esencia y la razón de nuestra existencia, es nuestra más íntima naturaleza, es quién somos en realidad. No hay nada más que el Ser, es lo único que es real. Vivir en esta conciencia es el camino sabio; es la comprensión lo que es real.

En nuestras manos está tomar la decisión para vivir conscientemente, o seguir viviendo una vida de limitaciones y sufrimientos. Somos nosotros los que creamos nuestra realidad, y todas las excusas por las que no podemos vivir una vida consciente y en paz son una negación a la fuerza creativa que obra en nosotros.

El camino sabio no es una práctica espiritual, ni una técnica de desarrollo personal, es un camino práctico y directo para manifestar la sabiduría en nuestras vidas, que transciende cualquier creencia, filosofía o dogma religioso.

No soy un maestro, ni un profesor espiritual, ni un iluminado, ni tengo ningún don especial, simplemente he tomado la decisión y estoy dispuesto a dar los pasos necesarios para vivir una vida consciente.

Estos pasos implican llevar el conocimiento mental hacia el corazón. Se trata de sentir la sabiduría. No solo hay que tener el conocimiento intelectual, hay que experimentarlo y para esto existe un camino: practica, practica y deja fluir, deja que suceda.

El beneficio de este libro te llega cuando se lee desde el corazón. Siente las palabras en tu interior, déjalas que se des-

plieguen y cuando la profunda verdad te impacte y te toque, deja que repose en tu interior. El entendimiento mental pasa a un segundo plano, no se trata de añadir más información o aprender algo nuevo e interesante, se trata de ir más allá de la mente y conectar con tu verdadera naturaleza.

Sé consciente.

CAPÍTULO UNO

EL CAMINO DE LA SABIDURÍA

Aquí, dentro de nosotros, en nuestro interior, está la sabiduría.
En nuestro interior está la paz.
En nuestro interior está la serenidad.

En nuestro interior está la felicidad.

Prem Rawat.

 

LA VIDA CONSCIENTE

Vivir conscientemente no es una cuestión de creer en algo, seguir una disciplina, hacer rituales mágicos o tener un ideal de una forma de vida, menos aún es una cuestión de “buena suerte”, tampoco depende de circunstancias positivas o favorables, es el resultado de nuestra forma de pensar, de sentir y de nuestras acciones.

Liberarse de la esclavitud mental y convertirse en seres conscientes es el proceso natural en la evolución del ser humano. Consiste en una cadena de pasos sencillos y prácticos que nos conducen a nuestra auténtica naturaleza. Cada uno de nosotros, sin excepción, puede aprender estos pasos que ponen fin al sufrimiento y nos enseñan a vivir una vida consciente. Este es el camino de la sabiduría.

Desde los tiempos remotos de Buda y Lao-Tse a nuestros días, encontramos en todas las culturas sabios y maestros espirituales que transmiten el conocimiento de cómo podemos conectar con la sabiduría y de este modo transformarnos en seres conscientes. A este conocimiento se le conoce como La Sabiduría Perenne.

Todos ellos sin excepción, y totalmente independientes entre sí, llegaron a la misma conclusión: tenemos que mirar hacia nuestro interior; ahí y solo ahi descubriremos lo que estamos buscando y, una vez descubierto, solo depende de nosotros llevarlo a la práctica, porque la sabiduría sin acción es como un jardín sin regar.

Vivir una vida consciente no es una meta inalcanzable, ni una teoría o una filosofía, tampoco es una creencia religiosa y menos aún un dogma, de lo que se trata es de que cada uno por sí mismo, con su propia experiencia, pueda comprobar lo que es cierto y lo que no lo es. Buda, dijo: “No creas nada, compruébalo por ti mismo y haz tu propia experiencia”. La sabiduría no se puede transmitir, lo único que puede transmitirse es la forma de llegar a ella. Cada uno debe caminar el camino y realizar su propia experiencia.

Por lo tanto, no se trata de qué podemos hacer, sino más bien, a qué esperamos para llevar el conocimiento y la sabiduría a la práctica. El conocimiento está ahí, lo podemos practicar en cualquier circunstancia o situación, no necesita ninguna preparación, ni es necesario tener experiencia en meditación o cualquier técnica de desarrollo personal y no hay excusas que justifiquen nuestra incapacidad de vivir conscientemente.

Cada uno por sí mismo debe preguntarse qué quiere en la vida; queremos vivir en un mundo amable, donde la sabiduría nos guíe y a través de nosotros se exprese la belleza y la bondad o queremos vivir en un mundo hostil, donde cada día es una lucha por la supervivencia.

Es nuestra decisión.

LA DECISIÓN

Todo comienza con una decisión.

Del mismo modo que nadie puede respirar por nosotros, nadie puede decidir la vida que queremos vivir. Solo nosotros podemos decidir transformar nuestra vida.

Cuando tomamos la decisión de vivir una vida consciente, damos el primer paso en el camino de la sabiduría, es la decisión de tomar la responsabilidad de nuestra vida y hasta que esto no sucede vivimos siendo víctimas de las circunstancias, dependientes de que la vida se acople a nuestros deseos y está claro que este no es un fundamento sólido para una vida plena, justamente lo contrario, es la mejor receta para ser desgraciado e infeliz.

Vivir conscientemente no es algo que hagamos cuando nos queda un poco de tiempo libre y tenemos un hueco en la agenda, no es una cosa más de la que ocuparnos cuando las responsabilidades de la vida nos lo permiten, o algo que hacer entre trabajo, carrera, familia y cenar con los amigos. Si la transformación de nuestra conciencia es solo una cosa más en el día a día, está claro que no hemos entendido de lo que se trata, no progresaremos en el camino de la sabiduría y siempre encontraremos razones que justifiquen por qué no podemos ahora ocuparnos de la sabiduría, al igual que también encontraremos razones que aprueben nuestro “derecho” a sufrir y seguiremos buscando culpables y responsables de nuestro sufrimiento.

Tampoco es una decisión que se tome a la ligera, porque nos parece una buena idea y no tenemos nada mejor que hacer. Todo forma parte de un proceso y es una decisión que se manifiesta por la necesidad interior de terminar con el círculo vicioso del sufrimiento. Es el presentimiento de que hay algo más que esta vida de lucha. Esto naturalmente no significa que debamos decidir entre la sabiduría y la vida mundana, lo que realmente significa es vivir la vida con la comprensión del sabio.

Solo cuando la sabiduría es lo más importante en nuestras vidas, desarrollamos la motivación para transformar las viejas estructuras y las pautas del ego. La motivación nos da la inspiración que necesitamos en el proceso creativo de la transformación, y esto genera la determinación que nos empuja a superar los obstáculos y las resistencias que nos vamos a encontrar en el camino.

¿Es realmente la sabiduría lo más importante en tu vida?

¿Estás dispuesto a hacer lo necesario para vivir consciente- mente?

Si la respuesta a estas preguntas es un sí, nada ni nadie en el mundo podrán impedir o frenar nuestra transformación. Con esta decisión nos sincronizamos con la inteligencia universal y en esta sincronización nos conectamos consciente- mente con la fuerza que obra en nosotros y que crea el universo, el Ser. Este es el comienzo de una vida sin limitaciones y libre de sufrimiento.

Nuestra decisión de emprender el camino de la sabiduría, es el comienzo de la transformación del Yo y al mismo tiempo es el comienzo del fin de la tiranía del ego.

LA INTENCIÓN

La intención es la fuerza que nace directamente del Ser, es la que da el “soplo mágico” para que de la nada nazca la materia que se convierta en vida sensitiva y consciente.

Las piedras no pueden desarrollarse por su propia voluntad y convertirse en plantas, del mismo modo que las plantas no se convierten en animales, y los animales no se convierten por su propia voluntad en seres humanos. Es la intención que obra en todo la que da una determinada dirección a la vida.

El mundo es guiado por la intención, que da origen a la ley de causa y efecto (karma). Ante cualquier manifestación está la intención que hace posible la creación. La vida se despliega dentro de un orden definido, y este orden es el principio básico de toda creación.

Ser - Intención (decisión) - Causa - Acción - Efecto.

 

Este principio lo podemos “utilizar” conscientemente en el proceso de la transformación de nuestra conciencia, es el concienciarse de la fuerza que obra dentro de nosotros.

Esto no tiene nada que ver con el control (nuestro juguete preferido), sino con darse cuenta que nosotros, por nosotros mismos, no podemos hacer nada. Una parte no puede ser responsable de su propia creación. Es el Ser el que actúa siempre vía la intención. Es este principio creativo-auto-organizativo el que actúa. El mismo principio que nos proporciona todo lo que necesitamos en los primeros nueve meses de nuestra existencia para convertirnos en un ser humano completo.

Cuando nacemos esta fuerza no nos dice, “ahora te toca a ti, tú mismo”, sino que sigue actuando, esta fuerza está siempre en y con nosotros, es la que respira, la que se ocupa de las funciones vitales de nuestro cuerpo, la que piensa, la que actúa y la que escribe este libro.

Si nos hacemos conscientes de este hecho fundamental, el miedo desaparece y el sufrimiento se convierte en aprendizaje. En nuestra decisión de emprender el camino de la sabiduría, nos sincronizamos con la intención. Esto nos revela su potencial creativo y, de esta forma, nos convertimos en crea- dores de la realidad; es decir, en la expresión espontánea de la fuerza creadora de la vida. Así se transforma la conciencia.


LA CUALIDAD BUENA FUNDAMENTAL

La vida es un proceso en constante movimiento, dentro de una red de permanente flujo de información, energía y luz, y la intención cuida el proceso.

Para garantizar la continuidad de la vida, dentro de la intención, actúa la cualidad buena fundamental.

Es decir, que la vida trata de lo que está funcionando, y no de lo que no funciona.

Solo podemos enfermar porque hay salud pero no al revés, solo podemos odiar porque hay amor, y solo nuestra pequeña existencia puede llegar a su fin porque ahora estamos vivos y no al contrario. Todo lo que se aleja de esta cualidad deja de existir. Por esta razón encontramos el amor, incluso en los lugares y circunstancias más horribles. Estamos conectados con esta cualidad, por esto deseamos paz y felicidad e intentamos evitar el sufrimiento. Concienciarnos de esta cualidad, sentirla y expresarla es la base de una vida pacífica y plena.

Mientras sigamos juzgando y condenando no estaremos capacitados para desarrollar la sabiduría. Mirar más allá de las apariencias e ir más allá de la mente hace visible la cualidad buena fundamental que obra en todo.

Compra el libro

en Papel     EBook